Mujeres libres

By in Reviews on 6 marzo, 2019

Mujeres Libres
Después de 80 años, el testigo de las mujeres que hicieron la revolución sigue esperando un relevo. Para cambiarlo todo.

 

Las anarquistas y el feminismo

Las anarquistas rechazaron siempre su adscripción a los movimientos feministas de la burguesía. Mientras las sufragistas trataban de igualarse en privilegios al hombre, asumiendo los presupuestos sociales y políticos vigentes, el anarquismo propugnaba (y aún propugna) una lucha humanista para abolir el privilegio. Conscientes de la naturaleza inmoral, corrupta y represiva del poder, la emancipación de la mujer tiene para las anarquistas el objectivo promordial de intervenir por si mismas en la emancipación humana.

Teresa Claramunt (1862-1931), Teresa Mañé (1865-1939) y Belén Sárraga (1873-1951) fueron pioneras en España de este nuevo análisis del poder. Una labor que resultará trascendental para afrontar la organización de las mujeres contra el autoritarismo y la guerra en la primeira mitad del siglo XX. Las anarquistas exigían trabajo y educación para conquistar la independencia, dignidad y liberdad de las mujeres. La revolución social empieza en el ámbito doméstico, en el trato y en las relaciones con la pareja y continúa en el ámbito de la producción y en el medio sindical, donde las mujeres tienen que afrontar las actitudes machistas de sus propios compañeros. El debate sobre la pertinencia o no de constituir organizaciones autónomas de mujeres, se verá superado por los acontecimientos.

 

La organización de Mujeres Libres

En 1934 nace en Barcelona el Grupo Cultural Femenino para fomentar entre las mujeres un papel más activo en los sindicatos y en el Movimiento Libertario. Por aquel entonces, en Madrid, Lucía Sánchez Saornil (1895-1970), Mercedes Comaposada (1901-1994) y Amparo Poch (1902-1968), más centradas en la educación, la ciencia y la cultura que en la actividad sindical, ponen en marcha Mujeres Libres. A principios de 1936 los dos grupos empiezan a coordinarse, adoptando el catalán la denominación de Agrupación Mujeres Libres. El primer número de la revista Mujeres Libres fue publicado el 20 de mayo de 1936 con el objetivo de “despertar la conciencia femenina hacia las ideas libertarias”.

Escuela de Mecánica

La revolución social que se produce tras el Golpe de Estado de 1936 fue un acontecemento trascendental. La mujer tomará entonces un protagonismo cívico sin precedentes que la llevará a asumir responsabilidades en todos los ámbitos.

En agosto de 1937, se celebra en Valencia el Congreso Nacional de Mujeres Libres donde se constituye la Federación de Mujeres Libres, poniendo las bases para la creación de «una fuerza femenina consciente y responsable que actuara como vanguardia del progreso». Identificada con las finalidades generales de la CNT y la FAI, la organización de las mujeres se afirmaba en su autonomía, constituyendo el primer movimiento feminista autónomo de base popular.

La Federación alcanzó máis de 20.000 afiliadas y mantuvo 147 agrupaciones locales, distribuidas entre la zona Centro, Cataluña, Aragón, Levante y Andalucía. Llegando a crear agrupaciones en distintos países de Europa e América. Para capacitar a la mujer e impulsar su emancipación la Federación establecerá escuelas, institutos, ciclos de cursos y conferencias. De este esfuerzo surgirán el Casal de la Dona Treballadora, en Barcelona, el Instituto Mujeres Libres de Madrid y la Casa de la Cultura de Valencia.

Federación de Mujeres Libres

 

La revista ‘Mujeres Libres

La expresión femenina del movimiento libertario español encontró en la revista ‘Mujeres Libres: Cultura y documentación social’ un portavoz excepcional. Una publicación moderna donde las mujeres analizaban los nuevos problemas que surgían en el trabajo y en la lucha social, identificando los agentes de la opresión y reivindicando las condiciones para a su emancipación. Mujeres Libres apostaba por una línea editorial muy avanzada que trataba de bascular la liberdad femenina en el desarrollo de la independencia psicológica y de la autoestima, en la autoafirmación de las mujeres a través de su proceso de liberación personal.

Revista Mujeres LibresA la defensa del amor libre, basado en la idea de que la sexualidad puede contribuir a la transformación social, se sumaría la campaña que realizaron a favor de los Liberatorios de Prostitución.

Además de la citadas impulsoras de la revista, entre las colaboradoras encontramos outros nombres destacados de la cultura libertaria española e internacional como Consuelo Berges, Rosa Chacel, Carmen Conde, Áurea Cuadrado, Soledad Estorach, Etta Federn, León Felipe, Pilar Grangel, Emma Goldman, Kati Horna, Lola Iturbe, Ada Martí, Federica Montseny o Suceso Portales.

Mujeres Libres publicó 13 números entre 1936 e 1938. La revista, editada en color, fue maquetada e ilustrada por el artista zamorano Baltasar Lobo, el único hombre de MMLL.

Tras el triunfo nazi-fascista, ‘Mujeres Libres’ tendrá continuidad en el exilio, siendo publicada entre 1964 y 1976 en Londres y el sur de Francia. Entre 1977 y 1978 se editará también en Barcelona.


Indomables: una historia de Mujeres Libres (Documental producido por Zer Ikusi / CGT Euskadi, 2011)

Os 13 números de ‘Mujeres Libres’ (Archive.org, PDF)

Mujeres Libres, 1936-1979 (Edición de Mary Nash, PDF)

Free Women of Spain: Anarchism and the Struggle for the Emancipation of Women (Martha A. Ackelsberg, PDF)

Mujeres Libres (1936 – 1939): precursoras de un mundo nuevo (Exposición itinerante de la Fundación Anselmo Lorenzo)

Pequeña antología anarcofeminista (PDF)

scqLab. é unha iniciativa sen ánimo de lucro que dialoga con proxectos culturais, científicos e tecnolóxicos, experimentando con técnicas contemporáneas de documentación.